La importancia de formular buenas preguntas

por | Abr 22, 2018 | Humanidades |

Formular buenas preguntas es una de las capacidades más demandadas por el mundo laboral actual; desarrollarla, determinará en buena medida encontrar y retener un empleo calificado. Dada la vigencia que hoy por hoy tiene este tema y el reto que implica para los docentes ayudar a los estudiantes a desarrollar esta capacidad, ofrecemos argumentos sólidos sobre su importancia, acompañados de una serie de propuestas de autores reconocidos en formulación de buenas preguntas, que esperamos faciliten el diseño de actividades de clase conducentes a alcanzar este fin.

URL: http://eduteka.icesi.edu.co/articulos/FormularPreguntas

La importancia de formular buenas preguntas

Una buena pregunta es una semilla que debe 
sembrarse para que produzca más semillas, con
 la esperanza de reverdecer el paisaje de las ideas.
John Ciardi

Lograr que nuestros estudiantes desarrollen las capacidades necesarias para desenvolverse como aprendices permanentes, trabajadores y ciudadanos activos en una economía del conocimiento, es una constante preocupación de quienes formulan políticas educativas en cualquier nación. El mundo cambió y resulta inaplazable reducir la brecha entre lo que aprenden los estudiantes cada día en la escuela y lo que el campo académico y laboral requiere de ellos.

Ante esta situación, nace esta pregunta ¿cuáles son esas capacidades que nuestros futuros ciudadanos (hoy estudiantes) requieren para desempeñarse con éxito en el mundo de hoy? Tony Wagner, codirector del grupo “Cambio de Liderazgo” (CLG, por su sigla en Inglés) de la Escuela de Graduados en Educación de la Universidad de Harvard, en su libro “The Global Achievement Gap” [1], identificó siete capacidades necesarias para sobrevivir en el nuevo mundo del trabajo:

  1. Pensamiento crítico y Solución de Problemas.
  2. Colaboración a través de redes y liderazgo por influencia.
  3. Agilidad y adaptabilidad.
  4. Iniciativa y espíritu emprendedor.
  5. Comunicación efectiva, oral y escrita.
  6. Acceso y análisis de información.
  7. Curiosidad e imaginación.

Según Wagner, “padres y educadores que no atienden estas siete capacidades exponen a la juventud al riesgo de no estar en condiciones de conseguir y mantener un buen trabajo, de crecer como aprendices, o de hacer contribuciones positivas a su comunidad”.

Respecto a la primera capacidad, Pensamiento Crítico y Solución de Problemas, Wagner narra en su libro las respuestas, de dos altos directivos de sendas multinacionales, ante la pregunta ¿cuáles son las cualidades más importantes para seleccionar a un nuevo empleado en su compañía? Las respuestas lo sorprendieron: más allá de habilidades técnicas, lo que estas multinacionales buscan son personas que “pueda hacer buenas preguntas”. Adicionalmente argumentaron: “en un mundo, en el que los negocios son cambiantes y, por ello, las habilidades de nuestros ingenieros deben también cambiar y rápidamente, podemos enseñar a los nuevos empleados cosas técnicas; sin embargo, para resolver problemas o aprender cosas nuevas, ellos deben saber qué preguntas formular y eso no podemos enseñarlo. Formular las preguntas correctas es la capacidad más importante que buscamos”.

Esto nos lleva a desarrollar de manera directa la Competencia para Manejar Información que los estudiantes deberían desarrollar durante la educación básica secundaria. La competencia de manejo de información es uno de los muy variados escenarios educativos en el que formular buenas preguntas resulta fundamental y que muchas instituciones asociadas al quehacer educativo; tal es el caso de Eduteka ha tratado este tema a profundidad desde el año 2002, notas que se encuentran publicadas en el Modelo Gavilán para solucionar Problemas de Información y además acompañado de metodologías que facilitan al docente diseñar y ejecutar un conjunto de actividades  en la clase que conduzcan a que los estudiantes desarrollen, de manera efectiva, esta competencia.

Cuando le preguntaron a Sócrates 
cuál había sido su logro más importante, 
él respondió: “Les enseño a los hombres a preguntar”.
 C. Roland Christensen

Para los docentes, el aprender a formular buenas preguntas es todo un proceso; si esto se consigue, estarán mejor preparados para conducir a sus estudiantes en su propio proceso de aprender a formularlas; por lo que debe convertirse en un en un objetivo básico, prioritario, tanto para los padres de familia como para los docentes. No debemos olvidar que una de las cualidades innatas del ser humano es la curiosidad y ésta se activa cuando se encuentran espacios vacíos de información. (López García, Juan Carlos. La importancia de formular buenas preguntas. 2018)

En algún lugar del mundo unos niños aprenden usando dispositivos electrónicos

Una de las cualidades innatas del ser humano es la curiosidad y ésta se activa cuando se encuentran espacios vacíos de información.

Características de las buenas preguntas

Pero, qué características básicas deseables deben tener o coincidir en formular buenas preguntas. A continuación se presentan algunas sugerencias generales que permitan contribuir a orientar este proceso:

  • Estas deben ser inteligentes e impactar en el estudiante que le permita comprometerse en la búsqueda de nuevas respuestas, nuevas ideas, y nuevas preguntas.
  • Las preguntas deben ser abiertas que permitan promover el diálogo, el debate y la reflexión en los estudiantes. Deben estar planteadas desde un contexto real o problema específico y los conduzca a aplicar y utilizar sus conocimientos en sus futuras investigaciones.
  • Las preguntas deben ser complejas y expresar un problema o una necesidad de información, que para responderla, los estudiantes necesiten de sus conocimientos previos.
  • Las preguntas deben ser relevantes y despertar el interés, la curiosidad de los estudiantes, que les permita discusiones de carácter productivas.
  • Las preguntas deben buscar promover los procesos de indagación de los estudiantes, que les permita la generación de hipótesis con preguntas abiertas.
  • Una buena pregunta facilita la participación de los estudiantes más callados o tímidos de la clase y le permite que cada uno de ellos escuche diversas opiniones a las suyas. 

Sugerencias para docentes

Hoy en día los docentes son los llamados a liderar este proceso formulando buenas y excelentes preguntas, con lo cual, no solo se enriquece y facilita el aprendizaje de los estudiantes, sino que se les muestran posibles caminos. A continuación presentamos una serie de sugerencias, de autores reconocidos en diversas disciplinas, que los docentes pueden utilizar en sus clases.

Gary Lockwood, reconocido consultor empresarial, recomienda lo siguiente:

  • Las preguntas a formularse pueden ser abierta, cuando se desea iniciar el diálogo o la reflexión en los estudiantes (“que”, “como”, “por qué”) y estas pueden ser subjetivas (cuando desea una opinión), las objetivas permiten escuchar una información específica (¿Qué pruebas hay del problema de la contaminación ambiental en el Perú?, o ¿cuáles son las causas de la corrupción en nuestra sociedad?
  • Las preguntas cerradas se dictan cuando se desea obtener respuestas puntuales, empiezan con “son…”, “quién…”, “cuándo…”,”se puede…”, “hizo…”, “¿Quién es responsable de esta situación?”, etc.

Cuando los docentes proponen a sus estudiantes realizar investigaciones para la búsqueda de información, análisis y síntesis de información conducente a resolver problemas de información, formular la pregunta inicial no es tarea sencilla. El Modelo Gavilán, (se publicó en Eduteka una “Taxonomía de los Problemas de Información”), facilita la formulación de problemas de información y presenta algunos tipos de preguntas. Veamos en resumen algunas de las que considero importantes a diversos temas planteados:

  • Establecer una comparación: Los estudiantes deben de buscar la información sobre un o dos temas para establecer la comparación e identificar la relación existente
  • Identificar y explicar relaciones de causa – efecto: Permite al estudiante identificar y comprender las causas que originan un problema, hecho, evento o fenómeno que ya sucedió o que sucede constantemente y, las consecuencias que éstos generan. Ejemplos: ¿Por qué se están derritiendo los polos? ¿Cuáles son las causas que origina el feminicidio? ¿Qué consecuencias tiene para un país la evasión de impuestos? ¿Cuáles son las consecuencias del fenómeno del Niño o de la Niña?
  • Comprender un proceso: Este tipo de pregunta suele formularse con las palabras ¿Cómo funciona…? ¿Cómo se elabora…? ¿Cómo se desarrolla…? ¿Cómo se produce…? ¿Cuál es el proceso de…? ¿Cómo se generó…?, las cuales indican que para poder resolverlas, los estudiantes deben investigar y comprender el proceso de elaboración, producción, funcionamiento, formación o desarrollo de algo, ya sea de un objeto, un fenómeno, un evento, un hecho o una acción. Ejemplos: ¿Cómo funciona Internet? ¿Cómo se producen los vientos? ¿Cuál es el proceso de formación de un Ciclón Tropical? ¿Cómo reacciona el Sistema Inmunológico frente al VIH? ¿Cómo se fabrica una llanta?
  • De carácter periodístico: En este tipo de pregunta los estudiantes deben recopilar y organizar la mayor cantidad de información posible sobre un hecho o evento que ya sucedió, actuar como si fueran reporteros interesados en descubrir la verdad sobre lo ocurrido y además, comparar las diferentes versiones que lo narran o explican. Ejemplos: ¿Cuál es la situación económica del Perú durante la era del guano? ¿Cuál fue la situación política, social y económica del Perú después de la guerra con Chile?

Por su parte, Linda Elder y Richard Paul [K], de la Fundación para el Pensamiento Crítico, advierten sobre la importancia de las preguntas esenciales que permiten enfocar el pensamiento en lo significativo y sustancial. El trabajo de estos investigadores de la Universidad de California es ampliamente reconocido en el campo del Pensamiento Crítico.

Estas son algunas de sus recomendaciones:

  • Cuestione las preguntas: Todo pensamiento responde a una pregunta. Presuma que no comprende del todo una idea hasta que entienda la pregunta de dónde salió: No estoy seguro sobre exactamente cuál es su pregunta. ¿Puede explicarla? ¿Esta pregunta es la mejor pregunta en este momento, o existe otra pregunta más importante?
  • Formule preguntas de juicio (sistemas en conflicto): Preguntas que requieren razonar, ideales para el debate, pueden tener respuestas mejores o peores (bien sustentadas y razonadas o mal sustentadas y/o razonadas). Se busca la mejor respuesta dentro de una gama de posibilidades. Evaluamos las respuestas usando criterios intelectuales universales tales como claridad, precisión, exactitud, relevancia, etc.  Estas preguntas predominan en las disciplinas humanísticas (historia, filosofía, economía, sociología, arte…) Por ejemplo: ¿Qué se puede hacer para reducir significativamente la cantidad de personas que se vuelven adictas a drogas ilegales? ¿Se justifica el aborto?
  • Elabore preguntas conceptuales complejas: Que permitan la discusión. Considere estos ejemplos: ¿La Democracia es compatible con el comunismo? ¿Existen diferentes formas de democracia? ¿Quién tiene mayor responsabilidad por el fracaso de la paz en el Oriente Medio?, etc.
En algún lugar del mundo unos niños aprenden usando dispositivos electrónicos

Elabore preguntas conceptuales complejas que permitan la discusión.

Escuchar y responder

Formular buenas preguntas está muy relacionado con otras dos capacidades: escuchar y responder y deben de ser trabajadas con los estudiantes. Para C. Roland Christensen el arte de escuchar “requiere más que simplemente prestar atención a las palabras: significa tratar de captar, con empatía y respeto, las connotaciones y las implicaciones de la intervención de quien habla”. Por su parte, responder implica realizar una acción constructiva basada en la comprensión de quien responde, que beneficie tanto a quién pregunta como a todo el grupo que escucha. Además, cuando una respuesta genera otras preguntas, el pensamiento continúa en la línea de la indagación.

En conclusión, citamos de nuevo a Christensen quién afirma que “llegar al dominio de las capacidades de preguntar, escuchar y responder es un proceso que dura toda la vida para los maestros de la discusión, pero si se alcanza, los beneficios son duraderos y sustanciales”.

Si nosotros los docentes nos proponemos a seguir un mismo objetivo, lograremos desarrollar capacidades y darles nuevas oportunidades a nuestros estudiantes en el mundo digitalizado, académico y laboral.

Nube Educativa es un portal web educativo de carácter participativo. El portal promueve la participación activa de los usuarios en la creación y difusión de contenidos educativos y busca ser un valioso recurso para estudiantes y docentes.

contact@nubeeducativa.com